Warning: session_start() [function.session-start]: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_f8n7ems0b2hvbpjrhp7u1tcmr2, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in /home/content/00/6271800/html/wp-content/plugins/wsi/wp-splash-image.php on line 142
» La quimera de la perfección Cognomatica

La quimera de la perfección

29-julio-2013 § § sin comentarios


la-creacion

DETALLE. ‘La Creación’, de Miguel Ángel.

> ¿Puede una máquina imperfecta generar perfección?

Es inviable. Una máquina imperfecta no puede pretender la perfección. Conseguimos con denodado esfuerzo mermar su fragilidad hasta hacerla en ocasiones casi invisible o poco perturbadora. La antifragilidad es una asignatura constante de nuestra especie. La predicción, otra quimera de nuestra especie —incapaz de batir a la complejidad, de aherrojar lo imprevisible, de contener la fragilidad, el número de hitos que se benefician del desorden— Nassim Nicholas Taleb, propone reemplazarla por conductas y estrategias que propenden a la antifragilidad (antifallo).

Y si las máquinas no pueden lograr la perfección, puesto que siempre ejecutan sus tareas en contextos de probabilidad (alta o baja), con mayor motivo, sus creadores, sus autores intelectuales y materiales, los hombres, quedan eximidos de la perfección. Pueden anhelarla, codiciar tal estado de gracia, no obstante, la obra y vida del hombre, es imperfecta por definición porque imperfecta es nuestra encarnadura. Una afirmación absoluta, nada conjeturable.

Einstein se lamentaba de la fatalidad que siempre acompaña al estatuto de experto. “Convertirse en un experto es de la peores cosas que le puede pasar a un experto”. Y añadía, “una fe insensata en la autoridad es el peor enemigo de la verdad”.

• ¿Pueden los científicos padecer de falta de educación científica? ¿Puede un experto en un área de conocimiento tener fe ciega en otro experto en otra área de conocimiento, al punto de convertirlo en sumo sacerdote? Estamos rodeados de tecnología, deudora de la ciencia, que todos usamos, con delectación y profusión las 24 horas del día. Un contexto que coincide en el tiempo con vastas capas de la población de muy escasa formación científica y tecnológica. Confiamos en los expertos, en su quehacer, en su afán y por mitades una parte de la población les profesa fe ciega y otra, acaso más templada, es conocedora que de cada tecnología tiene su catástrofe y llega con su propia maldición. Usamos las distintas soluciones tecnológicas confiados en la baja probabilidad de catástrofe, por un lado, y en la esperanza de que tan baja probabilidad aminore  más o se extinga  mientras la estamos usando.

¿Pueden los científicos padecer de falta de educación científica? ¿Puede un experto en un área de conocimiento tener fe ciega en otro experto en otra área de conocimiento, al punto de convertirlo en sumo sacerdote? La falta de formación científica es un fenómeno de masas, pero también de las élites y bien a cuento recordar las reflexiones de Einstein, el que nunca afirmó, ni en broma, “que todo es relativo”, expresión que repudiaba, brutalmente antagónica con su forma de pensar y su construcción teórica: “Dios no juega a los dados”.

 

> Cumplir y descumplir años

¿Por qué, entonces, se concede notoriedad de sumo sacerdote a los ideadores de la perfección absoluta, a los que prodigan cosmogonías como ‘infinito’ (todo), ‘cero’ (nada), ‘reversibilidad constante’ (cumplir y descumplir años); a los propagadores  de la ‘divisibilidad constante’ (el vaso de cristal que se divide, a capricho en el número de vasos que se desee); a los propagadores de la ‘realidad continua’ si conocer si tal cosa existe o su probabilidad.

Hablamos de ideaciones construidas para emular el poder absoluto y otorgar al hombre, aunque fuera en modo de quimera, idénticos poderes que los hombres, prudentemente, habíamos reservado para los dioses. El lenguaje matemático está formulado para propagar la idolatría; para propagar que nada puede quedar fuera de la esfera de influencia del hombre, dotado de una herramienta, la matemática, pluripotente, omnipresente y la que acredita al resto de ciencias.

• El ‘perfeccionismo’ existe, claro que sí, pero en psicología y es una patología. La realidad, a pesar de todo, es otra bien distinta. Como norma, las matemáticas sirven a la experimentación, a la que prestan ayuda. Y cuando es al revés, también como norma, la ciencia se extravía (física de partículas). A pesar de que las matemáticas son discretas —las que se usan son discretas, lo hace el soft computing—, los sistemas educativos siguen propagando la quimera de que son continuas. Siguen, impertérritos, propagando que la imperfección puede producir perfección sin explicar la fuente energética que logra el milagro y estableciendo, para agravar el daño, que se trata de un axioma que no requiere sustrato científico y sí fe, mucha fe, fe ciega.

La reversibilidad de las operaciones numéricas, ha creado la ilusión de sus transposición a la ingeniería: todos es suceptible de ingeniería inversa y de reciclado. La realidad, que es tozuda, envía mensajes constantes, para desazón general, en sentido contrario. La reversibilidad (cumplir años y descumplirlos), convertir un cuaderno usado en uno nuevo, previo reciclaje, sin añadir costes de todo tipo, también energéticos, dista mucho de ser realidad.

El ‘perfeccionismo’ existe, claro que sí, pero en psicología y es una patología. Los caminos de la lógica tienen distintas puertas de entrada y otras tantas de salida, su apariencia es circular, diera la impresión de que se autocontiene y no necesitar de nadie… es una quimera, es imperfecta y por sí misma inconsistente. La realidad… La realidad, ay, intentamos atraparla, manoteamos con ella.

Etiquetado , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¿Qué es esto?

Estás leyendo La quimera de la perfección en Cognomatica.

meta


Warning: Unknown: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_f8n7ems0b2hvbpjrhp7u1tcmr2, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct () in Unknown on line 0