Warning: session_start() [function.session-start]: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_sjbo0g5iqruaj55fi4n6cijgk7, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in /home/content/00/6271800/html/wp-content/plugins/wsi/wp-splash-image.php on line 142
» Comunicación «aumentada» Cognomatica

Comunicación «aumentada»

11-marzo-2014 § § sin comentarios


ampliacion

COMUNICACIÓN aumentada

> Sistema biológico de procesamiento de haces lumínicos

Los seres humanos tenemos una característica singular y cuando se reflexiona sobre ella sorprende. Tenemos unas cámaras portentosas, los ojos, pero no tenemos pantallas. Tenemos unos 105 millones de fotorreceptores por cada ojo, un valor que si lo trasladáramos a una cámara digital nos daría una resolución de 105 megapíxeles (las más caras del mercado ofrecen 40 megapíxeles). El investigador español Luis Martínez Otero nos recuerda que «la resolución de nuestro ojo es brutal aunque, en realidad, solo envía un millón de cables al cerebro, o lo que es lo mismo, un megapíxel de información». Si cada receptor mandara la información directamente a la corteza, necesitaríamos 105 millones de cables y un nervio óptico tan grueso como el propio ojo. El consumo energético del sistema, en tal supuesto, sería insostenible. ¿Qué hace el cuerpo, que hace nuestro sistema de visión, entonces?

Para aliviar un proceso atestado de información, entra en función el núcleo geniculador lateral del tálamo que comprime la información y luego la descomprime. Hace lo que hacen los mejores programas de tratamiento de imágenes, las interpola cuando quiere ampliarlas.

«El núcleo geniculador lateral del tálamo tiene más células que la retina, el doble de neuronas excitadoras, con lo cual vemos que existe una expansión y que, de alguna manera,  se ha doblado la capacidad. Además hemos demostrado que cada neurona tiene información independiente, es decir, que no son redundantes, cada una de ellas interpola la información». Así lo cuenta Luis Martínez Otero y lo traemos a colación para reforzar nuestra premisa, tenemos unas cámaras portentosas, el ojo, y un portentoso aparato visual de respaldo, pero no tenemos pantallas. Vemos, registramos información pero no poseemos recursos biológicos de emisión.

> Lenguaje visual y acústico

1çinterpolacionLUIS MARTÍNEZ
OTERO
«Los algoritmos visuales proponen distintos tipos de pasos, como interpolación, contraste de desenfoque, incremento de contraste local… Nosotros, al aplicar lo que conocemos ahora, creemos que podemos hacerlo todo en un paso y creas sistemas de visión artificial más sencillos y que funcionen como el cerebro.»
Somos capaces de percibir señales luminosas, pero no somos capaces, biológicamente, de emitirlas. Somos capaces de percibir imágenes, pero no somos capaces de emitir imágenes. Disponemos de cámaras pero no disponemos de pantallas o proyectores lumínicos. ¿Por qué la dinámica evolutiva nos ha dotado de una portentosa capacidad para percibir imágenes y nos ha negado la capacidad de emitirlas?

Evolutivamente, es nuestra conjetura, fue mucho más importante la percepción de imágenes que su emisión. La supervivencia de nuestros antepasados dependía fundamentalmente de percibir bien la realidad que les rodeaba y no tanto de emitir señales al entorno. Cabe suponer que las estrategias de comunicación con otros individuos estaban subordinadas a la imperativa necesidad de salvaguardar la propia vida. La cooperación entre individuos, la colaboración eficaz exige comunicación estructurada (desarrollo y evolución) y soporte biológico para hacerlo, es decir capacidad para recibir y emitir señales.

Puesto que la capacidad de emitir señales está mucho menos desarrollada (no todos podemos emitir correctamente una melodía) que la capacidad de percibirlas, parece lógico pensar que las necesidades de comunicación, su conveniente estructuración, se han desarrollado muy lentamente, en términos de dinámica evolutiva. Hasta fechas muy recientes no hemos sido capaces de estructurar un sistema de comunicación visual (caligráfico e ideográfico) eficiente.

Los seres humanos, biológicamente, somos capaces de emitir exclusivamente señales acústicas. Razón que explica que los lenguajes naturales se construyeran con soporte acústico. Todos los lenguajes naturales, sin excepción, por tanto, son acústicos. Y los que son gráficos, visuales, son traslaciones miméticas de los acústicos.

Los lenguajes escritos, visuales, caligráficos o ideográficos, adaptados a nuestra capacidad para percibir y procesar imágenes, es oportuno insistir en ello, son posteriores al acústico y respetan sus reglas.

¿Por qué la versión gráfica del lenguaje acústico, la escritura es, visualmente, tan poco atractiva y tan doliente para su aprendizaje y extenuante en su uso? La respuesta es sencilla. Es un lenguaje, el caligráfico o ideográfico, deudor de las reglas del sistema acústico. Desprecia la enorme potencialidad del nuestra sistema visual de percepción de señales lumínicas. La caligrafía es lenta y farragosa, desaprovecha las altas prestaciones, muy altas, extraordinarias, de nuestro sistema visual, al punto de no compadecerse con la potencialidad del mismo, minusvalorándolo, por desconocimiento, y aherrojándolo. Circunstancia que choca de bruces, frontalmente, con la portentosa evolución del cine, la televisión, la producción de animaciones de todo tipo y la interacción con las mismas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

CALIGRAFÍA soportada por nuestro poderoso sistema visual

La escritura caligráfica aprovecha en grado anecdótico, a duras penas, el enorme potencial de nuestro sistema biológico de procesamiento de imágenes. La lectura requiere entrenamiento, mucho entrenamiento, porque obliga al cerebro a procesar las imágenes textuales de forma muy diferente a como procesa el resto de las imágenes. Nuestro sistema visual procesa movimiento, colores, texturas, formas, profundidad de campo, gradientes de luminosidad y la interacción de las distintas señales lumínicas. Y ya sabemos de su fenomenal capacidad de procesamiento. Un rostro percibido en la oscuridad, a lo lejos, irradia una luminosidad específica que no puede engañar, sin embargo, al cerebro que lo registró, previamente, en un contexto de mayor luminosidad y proximidad.

¿La inadecuación del lenguaje caligráfico hay que buscarla en nuestra incapacidad biológica nativa para emitir imágenes? Sin duda alguna aunque, justo es decirlo, no agota todas las explicaciones. Nuestra incomprensión de nuestro sistema visual para percibir señales lumínicas y su fabulosa potencialidad, es otra explicación muy influyente.

> Creando pantallas

La incapacidad para emitir imágenes, por tanto, es parte de la explicación que justifica la inexistencia de lenguajes con estructura visual. Como en tantas otras cosas, empero, intuyendo la portentosa capacidad de nuestro sistema de procesamiento de imágenes, los seres humanos, usando la tecnología, hemos construido múltiples sistemas de emisión y proyección de imágenes y, a renglón seguido, múltiples pantallas de recepción, de creación y emisión de imágenes, grandes, medianas, pequeñas, minúsculas, de pared, de sobremesa, portátiles o de mano. Pantallas interactivas con las que podemos construir, emitir y recibir imágenes, atinentes, mejor acompasadas, con la potencia de procesamiento de nuestro sistema biológico visual.

La universalización de dichas pantallas hace posible, ahora sí, construir un lenguaje con estructura visual para comunicarnos. Y cabe decir que más que posible es una obligación. ¿Es más estratégico construir un lenguaje visual o insistir en estrategias de inteligencia artificial para procesar palabras? Sin que, necesariamente, constituyan opciones excluyentes, sirve la fórmula para poner el acento en la necesidad estratégica de abrir el melón del lenguaje visual, de un mayor y más fabuloso poder sintáctico, a la altura de la capacidad de procesamiento de nuestro sistema biológico visual.

> Hablando de comunicación

¿Cómo es, actualmente, la comunicación entre seres humanos? Usamos de manera masiva los sistemas electrónicos y dichos sistemas representan ya el 70% de la comunicación ordinaria de la humanidad. La televisión, la radio, el correo electrónico, las redes sociales, tienen a la electrónica y a las pantallas como intermediario necesario y en cualquier sistema electrónico, ahora mismo, el sistema biológico más implicado es nuestro sistema visual. ¿Es sorprendente? En nada. Es justo.

Los seres humanos nos comunicamos mediante sistemas electrónicos que tienen las siguientes características:

  1. Nos permiten construir estructuras gráficas sofisticadas de forma sencilla y rápida.
  2. Tienen una capacidad de memorización altísima.
  3. Tienen una gran capacidad para realizar procesos de naturaleza muy diversa (cálculo, búsqueda de datos, búsqueda de relaciones, etc. )

En suma, un escenario de comunicación totalmente nuevo que requiere estrategias sintácticas nuevas, de mayor potencial que el que nos ofrecen los lenguajes acústicos, adscritos a nuestro sistema biológico sonoro. Los lenguajes acústicos fueron creados en otro tiempo y con otras herramientas. Su utilidad y uso están fuera de toda discusión y siendo así, no tiene cabida, no es de recibo, no es tolerable, negar la potencialidad sintáctica de nuevos lenguajes visuales, atinentes con nuestro poderoso sistema biológico de procesamiento de haces lumínicos.

La sintaxis de nuevos lenguajes visuales, que puedan conjugar las tres dimensiones espaciales más el tiempo, la luminosidad e integrar otros vectores sensoriales, tendrán un impacto  positivo, sobrecogedor por su intensidad, en numerosos ámbitos, particularmente el de la educación y la interacción entre personas. ¿Los lenguajes visuales oscurecerán los acústicos? De ningún modo. Lo dejamos dicho:

  1. Los lenguajes visuales también son naturales. Están soportados por nuestro potente sistema biológico de procesamientos de haces lumínicos.
  2. La comunicación visual añadirá un poderoso efecto lupa (comunicación aumentada).

Etiquetado , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

¿Qué es esto?

Estás leyendo Comunicación «aumentada» en Cognomatica.

meta


Warning: Unknown: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_sjbo0g5iqruaj55fi4n6cijgk7, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct () in Unknown on line 0