Warning: session_start() [function.session-start]: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_q8lk9st85kp0ca7s3ql03jlf84, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in /home/content/00/6271800/html/wp-content/plugins/wsi/wp-splash-image.php on line 142
» Docencia y Cognomática Cognomatica

Docencia y Cognomática

> Cultivar el tiempo

Tiempo. El tiempo de las personas no es ilimitado

El tiempo que asignamos a nuestra formación, es muy limitado. Dura, en el mejor de los casos, lo que dura una vida (muy poco tiempo). Para la «cognomática» la ‘escasez de tiempo’ es una constante en el quehacer de los hombres. Es difícil aprender, requiere repetición y ensayo para formar la experiencia; requiere respeto hacia el acto de aprender; los demás son imprescindibles para aprender, necesitamos su tiempo, se lo consumimos y, con mayor razón, en la edad temprana. La energía que se consume aprendiendo excede, a su vez, nuestras propias reservas, desborda la energía disponible que cada cual posee, limitando nuestras expectativas. Aprender requiere esfuerzo, concentración, nos exige la máxima atención.

¿TIEMPO CÍCLICO
O LÍNEAL?

El tiempo se consideraba, antaño, cíclico: las cosas sucedía y volvían a empezar, en un eterno retorno. La ciencia y la razón allegaron el tiempo lineal, y donde había eterno retorno surgió la idea de progreso y la flecha del tiempo: ésa que nos indica el camino inexorable hacia el futuro…y hacia la muerte. En la imagen un reloj en la que la espiral gira y es la bola la que se mantiene en su sitio. Cada 12 horas la espiral engulle a la bola y vuelve a escupirla por abajo, reiniciando un ciclo en apariencia eterno.

El acto docente es para la «cognomática» altamente significativo, de importancia capital para las personas, para las naciones, para la Humanidad. Estamos obligados a cultivar el talento, cierto, pero estamos obligados, del mismo modo, a cultivar el tiempo, tan escaso, tarea al que no se le presta la atención que merece. El cultivo del tiempo es estratégico para el acto docente. El poco tiempo que poseemos para aprender necesita de exquisitos cuidados, reclama un laboreo apropiado, profesional, para optimizar la cosecha, los resultados. Instante en el que entra en acción la máquina-herramienta de la «cognomática».

El acto docente está hipertrofiado por el ruido, por espesas cortinas, con frecuencia impenetrables que se nos presentan con apariencia de conocimiento y que adopta distintos embozos, el de asonada, simulando revolución o innovación, el de ofuscación, inyectando florituras y arabescos irrelevantes o absurdos para llamar la atención, el de bulla, adjuntando jaleo para ocultar la inanidad.  Ruido, mucho ruido, exceso de ruido que coloniza, el tiempo disponible de alumnos y profesores, el de los ciudadanos, muy exiguo, para ofuscarlo y esterilizarlo. Un problema universal, que ocupa y preocupa a los científicos, y que dificulta la formación de experiencia y por tanto, el aprendizaje.

La aparición sucesiva de nuevas máquinas-herramienta ha tenido como correlato el aumento de la productividad, de la calidad, intensidad y profundidad de nuestras intervenciones (nuevas acciones eran posibles) y afecta de igual modo a todos los ámbitos profesionales. La evolución de la máquina-herramienta ha modificado nuestro entorno de manera muy notable. Cualquier proceso de automatización que se culmina con éxito, es una evidencia histórica, mejora la productividad de manera inmediata y sobresaliente.  Mejora la actividad industrial y artesanal. Automatizamos la información usando variadas estrategias, codificándola, con herramientas algebraicas, semánticas o la combinación de todas ellas y disfrutamos de las ventajas que nos proporciona para conjurar el ahogo por información.

> Filtrar el ruido

• El conocimiento es inestable y de perfiles porosos (evoluciona)Atender al orden prevalente del aprendizaje, percibir, valorar lo percibido, ordenarlo, experimentar lo aprendido y repetirlo, es objetivo y diana de la «cognomática». Y para resolver su cometido la tarea básica, principal, es filtrar el ruido, las perturbaciones que dificultan operar y automatizar el conocimiento. La «cognomática» se sirve de su núcleo  específico de conocimiento para acometer la reingeniería de los distintos dominios del saber, atendiendo a nuevos patrones:

  1. No existe el conocimiento estanco, que se autocontiene.
  2. El conocimiento es inestable y de perfiles porosos (evoluciona).
  3. El conocimiento necesita ser protegido de las variadas estrategias y aliños que los perturban y extorsionan.
  4. El conocimiento es anterior a los procesos de acreditación. No existe subordinación del primero a los segundos
  5. El conocimiento debe acopiarse, para su operación y automatización, limpio de las perturbaciones e inconsistencias que aportan los lenguajes simbólicos y las abundantes presunciones de las distintos dominios de saber.

> Automatización

• Aumentará, exponencialmente, la productividad del acto docente, con extraordinaria ventaja para los alumnos, los ciudadanos, las naciones, la HumanidadLa automatización del conocimiento, propósito de la «cognomática» inducirá tres hitos de gran impacto:

  1. Revelará que el conocimiento es bastante más escaso de lo que imaginamos. El ruido, el exceso de ruido, ofusca la verdad.
  2. Aumentará, exponencialmente, la productividad del acto docente, con extraordinaria ventaja para los alumnos, los ciudadanos, las naciones, la Humanidad.
  3. No hacerlo se traducirá en postración moral, intelectual y económica. En retraso.
  4. Desbordará, con su propia existencia, sin actos de fuerza o extraordinarios, los corsés y obstáculos de orden administrativos, institucional o corporativo.

La «cognomática» —y sin menoscabo para los sistemas de acreditación—, su despliegue, traerá a primer plano lo que es estratégico para el acto docente, identificar el talento, formarlo, promocionarlo y aumentar de manera sobresaliente la productividad para todos los partícipes: alumnos, profesores, familias y conciudadanos.

> «Sistema» Educativo

• La «comprensión» genérica donde lo crucial es «comprender», lo que fuere, una cosa y la contraria, la faz y el envés, con idéntico rango, dimensiones, valor o probabilidadNo será posible, de hoy para mañana, reestructurar lo que llamamos, con muy poco rigor, «sistema» educativo, —a modo de cadena industrial o de montaje, hora/materia/ring, nº de créditos/título, medias estadísticas, trámites administrativos…— o reemplazar el principio pedagógico que lo inspira: la «comprensión». La «comprensión» genérica donde lo crucial es «comprender», lo que fuere, una cosa y la contraria, la faz y el envés, con idéntico rango, dimensiones, valor o probabilidad; donde lo decisivo es «comprender» pasando a un plano secundario la cosa en sí a «comprender». La estrategia pedagógica «comprensiva» hace descender a una posición inferior el objeto último del acto decente, aprender la verdad o si se prefiere lo que es más verdad o cierto.

El actual «sistema» ha humillado a la verdad, a la ciencia y a la experiencia. Convirtiendo atributos principales del acto docente en objetivos subalternos de un «sistema» que se nos presenta, paradójicamente, como como «omnicomprensivo y abarcador de la totalidad». Nadie conoce, con claridad, las características del ingenio  u objeto compuesto. La composición, las características, el contexto y los fines de dicho «sistema», del ingenio u objeto compuesto, son confusos y aleatorios. Lo que sí sabemos es que:

  1. Fracasan los que ‘no‘ superan los baremos que el propio «sistema» crea y que es un fracaso copioso (espectacular en el caso español).
  2. Que también fracasan los que tienen éxito dentro del «sistema» (un éxito que el entorno no aprecia por variadas razones).

La inadecuación de lo que llamamos «sistema», su escasa concordancia con el entorno y con las necesidades y metas del hombre: la verdad, la ciencia, la experiencia, en suma, la sabiduría, explican el menguado éxito de la «comprensión genérica u omnicomprensiva», de apariencia acabada, cerrada y finiquitada, sin aprecio por la búsqueda de la verdad, por la ciencia o por la forja de experiencia (para la innovación y para la creatividad).

Un fracaso que, lógico es, preocupa y mucho a las familias, a las naciones y claro está, justo es decirlo, de manera muy especial y dolorosa, al cuerpo docente de aquí y de acullá, impotentes ante el poder de los Colegios Invisibles, de matriz burocrática, obedientes de intereses exógenos al acto docente, muy poderosos, que diseñan los currículos académicos omnicomprensivos e imperiales y las respectivas formas pedagógicas.

> Aprender Cognomática

APRENDER Y FAMILIARIZARSE CON LA COGNOMÁTICA
La expansión de los conocimientos de «cognomática», entre el cuerpo docente servirá. em breve, tanto para su promoción, respecto a su carrera profesional, como para la expansión de los actos docentes de calidad, altamente productivos, y de importancia estratégica para las naciones.
El ‘Mundo’ que percibimos —el que está muy lejos de ser falso— se nos muestra, asimismo, con frecuencia, vulnerable e incierto. Y quizá, esa catacterística, lo percibido y la vulnerabilidad de lo percibido, es lo que ha inducido en el curso de los siglos una secuencia de interpretaciones y acciones con un único propósito: trocar lo vulnerable en resistente, en aprensible, en modulable y, a más, en dominable. Interpretaciones y acciones que se sucedían y refinaban para restar incertidumbre, unas veces de manera cierta y otras simulada. Un propósito comprensible e inevitable, pero de resultados muy modestos.

Es de ese modo —exacerbando u exagerando nuestras acciones contra la incertidumbre—, añadiendo conjeturas laberínticas, soberbia hierática o arrogancia fatua como hemos construido dominios del saber que se autocontienen, que no necesitan de los que le son contiguos o de la sabiduría y que se autopresentan como ciencias, cada una de ellas con su propia axiomática o preceptos que la simulan. Son ciencias que comparten, todo lo más, los lenguajes simbólicos, acústico y caligráfico y el matemático (exacto y perfecto, a saber, completo). Lenguajes, a su vez, imprescindibles, muy funcionales, pero, asimismo, vulnerables y evolutivos.

Secuencia de acciones que han añadido incontable ruido y bulla al acto docente, dificultando su objetivo final: la verdad, la ciencia, la experimentación y la sabiduría.

La automatización del conocimiento —hemos entrado de lleno en la era «cognomática»—, dominio del saber por dominio del saber, aceptando su contigüidad y porosidad será un proceso imparable, que requerirá el esfuerzo conjunto de profesores, administraciones y empresas para la promoción de la nueva máquina-herramienta, la «cognomática», con sus principios y nueva carga conceptual.

• ¿Es conjeturable la existencia de campus específicos de «cognomática» que alumbren otro tipo de profesionales? Sin duda.

La expansión de la «cognomática», se producirá siguiendo un orden natural, entre los profesores, de enseñanza primaria y secundaria, en primer lugar, que necesitarán formarse y familiarizarse con los principios de la «cognomática», y entre los alumnos universitarios de «cognomática». El proceso, por sí solo, en el tiempo, transformará la organizado convencional del saber que, todavía hoy, sigue el canon de las viejas taxonomías.

¿Es conjeturable la existencia de campus específicos de «cognomática» que alumbren otro tipo de profesionales? Sin duda. La «cognomática», concebida, como máquina-herramienta, producirá una nueva modelización del saber. Modelización que abrirá el camino a nuevos métodos de acercamiento a los muy variados dominios del conocimiento. El mar, los cielos, el campo, sus vastas extensiones pueden, es obvio, ser señalizados, es muy difícil, por el contrario, la inclusión de puertas convencionales, al uso, bajo custodia de la habitual columna de burócratas, pertrechados con mochilas atestadas de reglamentos y tampones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Warning: Unknown: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_q8lk9st85kp0ca7s3ql03jlf84, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct () in Unknown on line 0