Warning: session_start() [function.session-start]: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_n549vftrn2hacps5heeincsor0, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in /home/content/00/6271800/html/wp-content/plugins/wsi/wp-splash-image.php on line 142
» Áreas Cogno Cognomatica

Áreas Cogno

> Lenguaje científico

 

AFECTACIÓN. Muchas han sido las quejas sobre la afectación que se manifiesta, en ocasiones, en el lenguaje jurídico

EL ‘LENGUAJE’ sirve para intercambiar conocimiento entre seres humanos y ha sido y es esencial para el avance del conocimiento. Pero el lenguaje, igual que todo el conocimiento, debe estar sometido a revisión y perfeccionamiento constante. A lo largo del siglo XX el conocimiento científico y el tecnológico experimentaron grandes avances. Sin embargo, el lenguaje en el que se expresa este conocimiento ha permanecido estancado. Es un estancamiento que perjudica gravemente el desarrollo del conocimiento.

• Una de las causas de ese estancamiento es la idolatración del lenguaje natural. De considerarlo muy importante hemos pasado a dotarlo de atributos divinos, expandiendo la superchería de que su estructura general es intocableUna de las causas de ese estancamiento es la idolatración del lenguaje natural. De considerarlo muy importante hemos pasado a dotarlo de atributos divinos, expandiendo la superchería de que su estructura general es intocable. Exceso, que como todos los excesos, induce a abandonar la realidad (con nocivas consecuencia). Precisamente, debido a que el lenguaje es tan importante para el avance del conocimiento, está sometido o debiera estarlo, a su constante mejora. El lenguaje debe incorporar, en un proceso de realimentación dinámico, todos los avances que nos proporcionan la ciencia y la tecnología.

El lenguaje natural se desarrolló en un tiempo en el que el ser humano tenía mucha más capacidad para emitir señales acústicas que señales visuales. Por eso, el lenguaje natural nace como un lenguaje acústico. Posteriormente se hace una adaptación visual del lenguaje natural, que mantiene la estructura básica de la versión acústica. Fue sin duda un gran avance, una revolución en el lenguaje. ¿Son posibles nuevos avances, avances significativos, con cambios de paradigma? Es la pregunta que nos corresponde hacer, ahora, en el año doce del tercer milenio. A esa pregunta nosotros contestamos ‘SÍ’ y hacemos, además, una propuesta.

Es bien conocido que la capacidad de percepción y procesamiento visual, en el ser humano, es muy superior a la acústica. La cantidad de información que podemos procesar mediante la vista, es muy superior a la que podemos procesar mediante el oído. Pero, evolutivamente, los seres humanos no hemos desarrollado pantallas para emitir imágenes. Sorprende que dispongamos de unas cámaras portentosas, los ojos, y sin embargo no tengamos pantallas. Resulta, intelectualmente, muy sugerente especular sobre las causas de tal realidad. Parece obvio, en cualquier caso, que la necesidad de emitir señales, amén de percibirlas, se acentúa cuando aparecen los comportamientos fuertemente cooperativos (sociedad más estructurada). La capacidad de emisión compleja de señales acústicas hizo posible el desarrollo del lenguaje natural. No se han desarrollado, sin embargo, capacidades biológicas análogas para emitir imágenes.

El contexto, sin embargo, ha cambiado y ha cambiado mucho. Ya tenemos pantallas para emitir imágenes. Es verdad que son pantallas tecnológicas, pero no es menos verdad que la mayoría de la información que intercambiamos los seres humanos se realiza mediante estas pantallas. El soporte básico para el intercambio de información entre seres humanos, en estos momentos, es la energía visual desplegada en lugar de la acústica. Pero nuestro lenguaje, el que usamos en las pantallas, el lenguaje escrito, sigue teniendo todas las características básicas heredadas del lenguaje acústico. ¿Hay opciones de mejora?

Un lenguaje acústico está sometido a las características de las señales acústicas que son de carácter lineal. Un lenguaje visual, sin embargo, dispone como mínimo de dos dimensiones, que pueden convertirse en tres e incorporar, a mayores, el movimiento. Eso significa que los grados de libertad expresiva de un lenguaje visual son muy superiores a los de un lenguaje acústico. El lenguaje visual puede ser mucho más sencillo, en la práctica, de manejar y aprender y con otra capacidad expresiva, distina a la que posee un lenguaje acústico. Con el desarrollo de un lenguaje visual se obtendrían los siguientes beneficios:

  1. Mejorar la eficacia en la comunicación humana.
  2. Favorecer el avance del conocimiento.
  3. Incrementar el volumen de lenguaje visual en la propagación del conocimiento; asimismo, el volumen de conocimiento que fusiona el lenguaje visual y el acústico, estrategia que tendrá un sólido impacto en todos los procesos de aprendizaje.

¿La creación de un lenguaje visual supone la erradicación del lenguaje natural? La respuesta es NO. Ambos tienen su razón de ser y se complementarán. Lo interesante es desarrollar un lenguaje visual (que integra cuando lo considera relevante el lenguaje acústico) orientado a la ciencia y a la tecnología, sin perjuicio de que pueda ser útil en otros ámbitos de la comunicación humana.

El lenguaje natural, al estar muy influenciado por las figuras literarias —lo que es bueno per se, es decir, es bueno para el lenguaje natural— inocula, no obstante, problemas específicos en la ciencia y la tecnología. El conocimiento reclama un lenguaje con la menor carga de ambigüedad posible, sin dobles sentidos, que aporte el máximo rigor y claridad. La interpretación subjetiva o contextual penaliza la comunicación científica.

La ciencia necesita, para mejorar su ritmo de avance, un lenguaje apropiado, contemporáneo, que incorpore todos los conocimientos disponibles, en definitiva un lenguaje del siglo XXI, atractivo para los seres humanos, procesable por los ordenadores y universal. Solo así será posible la automatización del conocimiento, asignatura pendiente, y una exigencia del momento presente. La proliferación de lenguajes distintos para idéntica finalidad —la que proponemos— es entendible, si así ocurriera, en una primera fase (competitiva).

> Áreas Cogno

• Se crearán tres áreas dirigidas respectivamente por tres expertos, que añadirán investigadores en función de las distintas necesidades, amplitud e intensidad de los trabajosVebor genera la estructura, es la máquina-herramienta, la aplicación, el sustrato para las distintos dominios del saber, facilitando su reingeniería conceptual. Tarea imprescindible, en primer lugar, para salvaguardar su consistencia, en y como consecuencia de lo anterior, su mejor transmisibilidad y operación para las distintas necesidades. Vebor desarrolla los principios de la cognomática y en modo experimental, germinal, en la primera fase, trabajará para acometer la reingeniería conceptual en tres áreas de trabajo:

  1. Conducta (derecho, moral, antropología, psiquiatría)
  2. Percepción o señal (ingeniería, física, química, biología)
  3. Economía (transacción o contrato, dinero, riqueza y ayuda mutua)

Las tres áreas estarán dirigidas, respectivamente, por tres expertos, que añadirán investigadores en función de las distintas necesidades, amplitud e intensidad de los trabajos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Warning: Unknown: open(/home/content/00/6271800/tmp/sess_n549vftrn2hacps5heeincsor0, O_RDWR) failed: No such file or directory (2) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct () in Unknown on line 0